to top

FANS DEL DIY ¿CÓMO INCLUIRLO EN TU NEGOCIO?

we are knitters

“El «hágalo usted mismo», «hazlo tú mismo» o «hacelo vos mismo» , abreviado como HUM, HTM, HVM o DIY (en inglés «Do It Yourself»), es la práctica de la fabricación o reparación de cosas por uno mismo, de modo que se ahorra dinero, se entretiene y se aprende al mismo tiempo.”

Fuente: Wikipedia

A estas alturas seguro que la mayoría hemos consultado algún tutorial o incluso creado algo ingenioso siguiendo unas sencillas instrucciones a través de guías, webs o vídeos DIY.

Lo que empezó como un movimiento alternativo al consumo y al capitalismo, ahora lo vemos en cualquier faceta: bricolaje, artesanía, moda, cosmética, muebles, joyas, alimentación, etc. Cualquier actividad, producto o servicio destinado a fomentar el hecho de “hazlo tú mismo”, participa, créalo, se puede englobar en éste concepto.

La idea de este post es ver algunas de las posibilidades que tiene ésta tendencia y cómo implantarla en tu negocio:

1. DECORACIÓN Y MOBILIARIO
Quizás es el uso más obvio pero el que más nos puede ahorrar dinero cuando montamos un negocio, y que a la vez, le puede aportar más personalidad. Hablamos de coger ideas de tutoriales DIY para aprender a crear elementos de decoración como: lámparas, vinilos, elemento de decoración de escaparate, carteles, mostradores, etc.

Hay que recordar que no todo vale. Y que toda la decoración tiene que tener una coherencia con el posicionamiento, y un objetivo en sí misma. Por ejemplo, hace poco visité una peluquería dónde habían creado un mostrador para recibir a los clientes con material reciclado: corcho y madera. El dueño me explicó que lo había hecho él mismo siguiendo un tutorial de Youtube. Era algo sencillo, funcional y con personalidad. Y tenía una historia que contar a cada cliente que preguntaba. Pero lo importante es que antes no lo tenía, y realmente necesitaba un lugar en el que crear una acogida agradable al cliente, y en el que la bienvenida y la agenda de citas se convirtiera en algo más personal y profesional.

Otro ejemplo que me pareció original fue el del restaurante Tasta’mm. Dónde ellos mismos se encargaron de la decoración con vinilos de cada espacio, creando zonas realmente interesantes y divertidas para los comensales.

2. PERSONALIZACIÓN
¿Tu producto o servicio puede tener alguna fase/ parte de personalización en la que puedas implicar al cliente? Que se prepare su propio cocktail con una carta de aderezos y unas sencillas instrucciones, que se customize sus bambas él mismo con un kit especial… o cómo puede personalizar sus cortinas de Ikea con tintes vegetales.

ikea

¿Quién decía que la compra termina cuando el cliente paga?

3. ENTRETENIMIENTO
A veces, el hacer algo por ti mismo requiere más esfuerzo y el resultado es mucho menos profesional que si lo compramos “ya hecho”. ¿entonces por qué nos gusta tanto? Pues porque pasamos un buen rato. Porque nos ponemos a prueba con cosas que no estamos acostumbrados a hacer. Y porque produce una gran satisfacción ver algo hecho por ti mismo.

Aldi, por ejemplo, ha incluido en su revista de promociones, un apartado DIY para entretener a sus clientes y familias, haciendo unas libretas personalizadas. La gracias es que además, algunos de los productos para realizar la actividad, los puedes encontrar ese mes en sus tiendas. Es una buena forma de darle otro “aire” a un elemento comercial que nos es muy familiar a todos, y alargar su permanencia en casa.

        revista aldi aldi int

4. COMPARTIR
Hay quien tiene buenas ideas y quien las comparte.
Y luego los hay que son creativos y crean, y terminan por inspirar a otros creativos.

Me apasionan los blogs didácticos que fomentan el DIY con ideas originales y realmente útiles. Como por ejemplo, éste relacionado con el mundo de las bodas:

Lo mejor es que es realmente útil, fácil y original. Que es lo que alguien espera encontrar cuando busca: diy boda.

El caso es que si sabemos hacer algo, que a nuestro cliente le podría venir bien saber hacer ¿por qué no enseñárselo a hacer a él mismo? ¿Por qué no compartir nuestro conocimiento o habilidad?

La clave de este punto es que la información que compartamos sea un complemento al producto o servicio que ofrecemos.

5. EL PROPIO NEGOCIO
El uso estrella de esta tendencia sería basar nuestro negocio en ella. Como hacen we are knitters, que convierten el knitting en una actividad moderna, acercándotela a casa en un maravilloso kit con todo lo necesario para crear tu prenda. No se trata solo de una web donde comprar kits de ovillos, sino de toda una comunidad que organiza eventos, comparte ideas y dudas, y ofrece hasta un canal de youtube con información extra. O factoria diy, que adapta las tendencias de moda que se ven en las pasarelas acercándolas a sus clientes en forma de packs económicos que pueden realizar ellos mismos.

we are knitters

De todo, yo me quedaría con 2 grandes ventajas de incluir de alguna manera el DIY en un negocio:

  • Conseguimos una DIFERENCIACIÓN respecto a nuestra competencia, un pequeño o gran valor añadido que nos posiciona mejor en la mente del consumidor.
  • Conseguimos IMPLICAR al consumidor. Si lo aplicamos para que él tenga que “hacer algo” conseguimos una interacción 360º con nuestra marca. Y éso es algo que genera mucha notoriedad y vinculación emocional.

¿De qué DIY sois fans?
¿Y vuestros clientes?

C.

Leave a Comment