to top

5 CLAVES PARA HACER UN BUEN ESCAPARATE

DSC_0460

“El escaparate es una ventana al mundo”.

Es lo que ven no sólo los clientes que entran por tu puerta, sino cualquier persona que pasa por delante. Es la oportunidad de comunicar lo que haces, de darte a conocer. Y lo más importante, es una primera y muy importante impresión de tu negocio. Tiene que ir en total consonancia con lo que el cliente encontrará en el interior de la tienda. Es decir, crear las expectativas adecuadas y el impacto necesario para conseguir que quiera entrar.

Veamos algunos consejos básicos que te ayudarán a sacarle partido:

1. LO MEJOR DE TI: Debes mostrar aquello que te diferencia y comunicar según tus objetivos. La temática del escaparate dependerá de los objetivos marcados y la estacionalidad (y por supuesto del producto o servicio que ofrezcas) y deberá cambiar al menos con una periodicidad mensual. Es importante que se transmitan las cualidades y el posicionamiento de tu negocio en cada uno de ellos. Aprovecha para comunicar: servicios, promociones, posicionamiento, productos estrella, novedades, etc. No limites tu planificación al calendario comercial habitual: otoño, verano, primavera, rebajas, etc.

escaparate 1

> Este escaparate parece sencillo pero es extremadamente eficaz y atractivo: comunica posicionamiento y especialidad, marcas destacadas, y otorga protagonismo a sus productos de una forma original.

2. EL TAMAÑO IMPORTA: Sí, es cierto. Pero en el caso de los escaparates lo importante es que por pequeño que sea, esté correctamente habilitado. Imprescindible:

    • El “espacio”: hay varios tipos de escaparates; los más comunes son: abiertos, cerrados o semi-cerrados. Dependiendo de si el cliente puede observar totalmente el interior de la tienda desde el exterior o no. Sea como sea, se deben buscar muebles auxiliares o soportes que nos permitan exponer productos y cartelería en esa zona. Contando que la altura a la que expondremos, preferentemente, será a más de 40cm del suelo. Para garantizar la visibilidad de la exposición.

    • Iluminación: debe contar con luz propia independiente a la luz ambiental o bañadores de luz del local. Idealmente debería haber luz fija y luz dirigida para destacar aquellos elementos a los que interese dar más protagonismo.

    • Elementos de apoyo: aunque dispongamos de una repisa, mueble o mesita, o suelo preparado, siempre será recomendable disponer de algunos elementos que nos ayuden a crear composiciones en diferentes alturas: cubos, bandejas, estantes, escalones, etc. ya que nos ayudará a mejorar el atractivo.

DSC_0447

3. COMPOSICIÓN: llamamos composición al conjunto de elementos que exponemos en el escaparate y la posición que ocupan en el espacio. Aunque está demostrado que es mucho más efectivo crear escaparates monoproducto o monotemática, esto no significa que sólo expondremos un elemento, sino varios. Para colocarlos y distribuirlos en nuestro espacio de escaparate podemos seguir formas geométricas simples. Algunas de las más efectivas para favorecer el reconocimiento del ojo humano y potenciar el recuerdo, son: triangulo, circulo y cuadrado. Aunque también se puede jugar con líneas rectas o zig zag. Mi preferido es el triangulo con todas sus posibilidades: piramidal, ascendente o descendente.

DSC_0460

>Ejemplo de composición en zig zag.

4. EL MENSAJE: sin duda, la parte más importante de un escaparate: ¿qué queremos transmitir?¿qué debería recordar tu cliente cuando pase por delante? A veces, podemos ayudarle mediante cartelería, texto implícito o mediante el storytelling que creamos con la ambientación y la escena que representamos. Pero siempre se debe comunicar algo. No debe limitarse a una mera exposición del producto sin más, como si fuera una estantería o un mueble interior. Haz la prueba: pasa por delante caminando, míralo…¿qué recuerdas?¿qué imagen has retenido?¿qué crees que quería decir ese escaparate?

DSC_0513

5. DECORACIÓN: se dice que “la decoración no debería superar 1/3 de la exposición del escaparate”. El motivo es evitar que el cliente recuerde mayormente el elemento decorativo y no nuestro producto o servicio. Este ejemplo es una sorprendente aplicación que roza el límite de la regla: cómo hacer del propio producto un elemento decorativo. Y conseguir una ambientación que mimetiza la decoración y el producto de forma excepcional.

DSC_0488 (1)

Para terminar, 2 tips extra a tener en cuenta:

 

>>> El cliente ve tu escaparate en MOVIMIENTO tenlo en cuenta para la composición y el mensaje.

>>> Es una buena forma de COMUNICAR lo que haces bien. Seguro que tienes muchas fortalezas y no sabes cómo comunicarlas. El escaparate es un canal de comunicación ideal. Recuerda: “lo importante no es sólo hacerlo bien, sino hacerlo saber”.

En definitiva, el escaparatismo es un tema apasionante y crucial para el retail. Ya que como hemos visto es la carta de presentación de tu negocio. La ventaja principal es que es dinámico, creativo y personal. Y que sacarle partido es relativamente sencillo. Alguien me dijo una vez que un escaparate es “como el escenario de un teatro”: dónde se planifica la acción de los actores principales, qué dirán, como irán vestidos, el decorado, la iluminación, etc. y creo que hay mucho de cierto en eso.

¿Necesitáis ideas para vuestros escaparates?

En breve, haré un post sobre creatividad y escaparatismo.

Por ahora, os animo a comentar vuestras dudas aquí.

Estaré encantada de poder ayudaros.

Con cariño.

C.

Leave a Comment